Complementos para la piel y el por qué de su utilización. Ácido Hialurónico

Ácido hialurónico

Siguiendo con los artículos dedicados a los Complementos para la piel hoy le toca el turno al

ÁCIDO HIALURÓNICO

Si leísteis el post que dedicamos a la Vitamina C, os acordaréis que mencioné que hay sustancias que se encuentran de forma natural en nuestro organismo pero que, tras el paso del tiempo y la incidencia de factores externos, las vamos perdiendo. Pues este ácido es otra de estas sustancias.

En el organismo lo podemos encontrar sobre todo en el líquido sinovial (lo que mantiene lubricadas a las articulaciones), los cartílagos y en las células que forman los tejidos de la piel.

Tiene la gran capacidad de atraer y retener el agua, en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso, esto le da un gran poder hidratante y rejuvenecedor. Por ello, a finales de la década de los 90 es cuando se comenzó a utilizar en tratamientos de belleza, para hidratar y ayudar a reconstruir las fibras que sostienen los tejidos de la piel y así dar firmeza a la misma.

Hialurónico reticulado

Acido hialurónico

Esta sustancia se puede encontrar en diferentes formatos, dependiendo de si se utiliza para incorporarlos a productos cosméticos, para tratamientos estéticos o cirugías. En el caso que nos ocupa, el ácido hialurónico lo podemos encontrar en:

Cremas, para uso tópico o externo, y en ellas se mezcla con otras sustancias o principios activos (vitaminas, colágeno…) para conseguir una mezcla de efectos beneficiosos en un solo producto.

Serum, también para uso tópico, pero en este formato las propiedades son mayores puesto que la concentración de producto es mayor que en las cremas (en un gramo de Serum hay mayor concentración de ácido hialurónico que en un gramo de crema)… Por eso los Serum son más caros que las cremas.

Inyecciones. En este caso se utiliza en clínicas estéticas o rehabilitadoras. En el caso de la estética son infiltraciones que se realizan para tratamientos puntuales y específicos como la eliminación de ojeras, rellenos faciales, aumento de labios… La ventaja que ofrece el ácido hialurónico en este aspecto es que al ser una sustancia asimilada por el organismo (biodegradable), la duración de “la mejora estética” tiene una caducidad al ir eliminándose de una manera paulatina. Digo que es una ventaja porque el resultado es reversible, en una cirugía estética a veces eso no es posible. Y te permite ir mejorando según lo vamos necesitando.

Comprimidos o cápsulas. Para ingerirlas por vía oral. De esta manera ayudaremos no sólo a la piel sino también a nuestras articulaciones y a los cartílagos. En este caso, se aconseja su ingesta a las mujeres a partir de la menopausia, al igual que aquellos alimentos que favorecen su producción (brocoli, calabaza, espinacas, soja, cerdo, pollo, cereales, levadura…)

El antes y el después

Tratamiento en los labios

Es por tanto, un complemento que puede ser utilizado por todo tipo de pieles pues siempre va a mejorar la hidratación y eso es recomendable para la salud de nuestra piel. A partir de los 30 ó 35 años creo que es una buena edad en la que se debería empezar a utilizar cosmética que incluya el ácido hialurónico entre sus componentes, para complementar los tratamientos habituales en la rutina diaria del cuidado de nuestra piel. Si lo deseas y quieres más información, sabes que puedo ayudarte así que contáctame.

Y vosotros ¿utilizáis algún cosmético con ácido hialurónico?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s