Ruta 66

 

 

Según la R.A.E. una Ruta es, “Derrota de un viaje, o bien itinerario para él”, pero también es un “Camino o dirección que se toma para un propósito”.

Conocida como The Mother Road (La carretera madre), esta ruta nació para mantener en contacto lugares tan emblemáticos como Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California, que están repartidos en los casi 4000 km que abarca.
La idea de rechazar el convencional viaje de novios para vivir una experiencia única y rebelde es apta, solo para una pareja amante de la conducción.
Si os decidís por un viaje tan excepcional podréis visitar lugares emblemáticos como Cadillac Ranch cerca de Amarillo en Texas, donde miles de personas visitan este monumento al coche americano por excelencia.
No debéis perderos la oportunidad de disfrutar una hamburguesa en alguno de los típicos moteles de la ruta.
Otra de las paradas debe ser sin duda la ciudad de Las Vegas, aunque haya que desviarse un poco del camino. Desde esta ciudad podréis hacer una excursión al famoso Gran Cañon y visitar también el Monument Valley.
Sin duda os recomendaría que para amenizar algunos de los tramos llevéis con vosotros el libro de “Las Uvas de la ira” de John Steinbeck, que trata sobre esta ruta y que de fondo sonara un buen rock americano.
Os propongo que antes de llegar al final, escuchéis uno de los temas míticos dedicados a la carretera americana como por ejemplo este, en versión española de Pappo, llamado “Ruta 66”.
Buen viaje!
Anuncios

Recuerdos

Recuerdo, según la R.A.E. es “Cosa que se regala en testimonio de buen afecto.” o bien “Objeto que se conserva para recordar a una persona, una circunstancia, un suceso, etc.”

La boda de Curro & Ruth fue para mí todo un ejemplo en este sentido.
Ellos quisieron recordar a todos los que participaron en su boda de alguna manera que les representara tanto a ellos como a sus invitados.
Unos cuantos complementos, los detalles de la propia boda y claro… un Foto matón de los de siempre.
El resultado está claro que es divertido y después de tan grata experiencia, quedan los resultados.
Os dejo algunas fotos del libro de visitas que servirá para recordar un día tan especial.
¡Chin Chin por Curro & Ruth!